10 beneficios de tener relaciones íntimas

Sirven para disfrutar, sentirse bien y para otras muchas cosas. Pero también es beneficioso para la salud.

Aparte del placer físico que proporcionan, puede aportarnos algunos beneficios, a veces desconocidos. A lo largo de la historia se ha tratado de investigar, en numerosos estudios científicos, la influencia en nuestro estado físico y emocional.

La Universidad de Wilkes, en Pennsilvania (EEUU), se preguntó que efecto tenía en nuestro sistema inmunológico. Lo que demostró fue que mantener relaciones 1 ó 2 veces a la semana eleva los niveles de ciertos anticuerpos comparando con los que tienen sexo menos frecuentemente.

Otros estudios revelan que practicar sexo se asocia con una presión arterial más baja y es que el valor máximo de la tensión cuando el corazón se contrae, la presión arterial sistólica, se ve reducida.

El estrés es otro de los males que el sexo puede ayudar a reducir al mínimo. Lo hace de diferentes formas. Por un lado, estar cerca de la persona amada nos relaja, reduce nuestra ansiedad y, por tanto, el estrés. Por otro lado, cuando estamos en plena faena, el cerebro libera un químico que acelera el centro del placer y de la recompensa.

Los orgasmos son capaces de bloquear el dolor. Según un estudio de la Universidad Estatal de Nueva Jersey (EEUU), durante el placentero momento, el organismo libera una hormona que ayuda a elevar el umbral de dolor. El mismo estudio también resaltó que la estimulación vaginal sin orgasmo también bloqueaba en las mujeres el dolor de espalda, el menstrual, la artritis y el dolor de cabeza.

Después del orgasmo, nuestro cuerpo libera prolactina. Esta hormona está involucrada en el sueño y en la relajación. Es el motivo por el que, tras un encuentro sexual, podemos quedarnos dormidos más rápidamente.

Otro beneficio que se suma a esta lista es la posibilidad de cuidar el corazón, siempre que el médico no nos contradiga. Las relaciones sexuales no solo aumentan el ritmo cardíaco, sino que mantienen en equilibrio los niveles de estrógeno y testosterona. El desequilibrio de estas hormonas provoca, entre otras cosas, osteoporosis. Cuanta más frecuencia haya en las relaciones sexuales, mejor. 

Varios estudios han evidenciado que mantener relaciones al menos dos veces por semana reduce a la mitad las posibilidades de morir de una enfermedad del corazón.